Maneja tu espacio con DepoSeguro

 

Embalaje de muebles: Los mejores tips para hacerlo sin complicaciones

Si te estas preparando para una mudanza o simplemente deseas almacenar algunos artículos de tu casa, entonces necesitas un plan para el cuidado de tus muebles. El embalaje de muebles es importante, y debe realizarse de cierta forma para que lleguen a su destino sin rasguños y sobre todo para que se conserven.

En este post te presentamos la mejor manera de prepararte para embalar sin complicaciones.

Proceso de embalaje de muebles

Para el embalaje de muebles tienes que planificarte, organizar los muebles según sus características, seleccionar los materiales adecuados para cada mueble y, por supuesto, empacar correctamente.

Necesitas tener una idea clara de la cantidad de muebles que necesitas transportar, sus tamaños, cuáles de ellos son delicados o rústicos, si tienen esquinas o piezas desmontables. Todo esto te permitirá dar con el material adecuado, reducir gastos y esfuerzos.

Es importante determinar lo delicado que puede ser un mueble o una pieza para que su embalaje y manipulación sea adecuada.

Sabiendo esto solo necesitarás contar con los materiales adecuados y empezar el embalaje.

Este proceso puede variar según el tipo de mueble pero básicamente debe considerar proteger las esquinas, preferiblemente con esquineros o cartón, siempre que note que el cartón no ocasionará daños al mueble. Lo siguiente sería envolver el mueble con papel stretch o plástico burbujas según sea el mejor caso. Y recuerde asegurarse que la cinta adhesiva no toque la superficie bajo ninguna circunstancia.

Siempre que sea posible retira las partes desmontables de los muebles, etiquetando en cada bolsa o caja a cuál mueble pertenecen las piezas. Si conservas las cajas originales mejor aún.

Tipos de materiales para embalaje de muebles

Algunos materiales que debes considerar para el embalaje de muebles son:

  • Herramientas básicas como destornilladores, alicates y pinzas. Las necesitarás para retirar algunas piezas de los muebles de ser necesario.
  • Cinta adhesiva de embalaje, bisturí y tijeras. Es fundamental para sellar y ajustar el tamaño adecuado de los materiales para cubrir los muebles.
  • Cajas de diferentes tamaños. Serás útiles al momento de guardar piezas pequeñas o muebles armables. Es muy importante que identifiques bien cada caja que utilices para no perder nada de vista.
  • Papel stretch o papel kraft. Es el típico envoltorio sencillo, muy útil para sellar y cubrir los muebles.
  • Plástico burbujas o foam (cubierta de espuma de polietileno). De igual modo se utiliza para sellar y cubrir los muebles, pero se trata de coberturas que proporcionan una protección extra.
  • Cartón Single Face (a una cara). Realmente cualquier cartón que puedas amoldar cumplirá con la función, la cual es revestir las partes más vulnerables del mueble como bordes, esquinas o tubos.
  • Esquineros. Siempre puedes cubrir las esquinas con cartón pero la mejor opción, si está dentro de tus posibilidades, es utilizar esquineros de las medidas adecuadas.
  • Siempre es de utilidad contar con papel periódico, paños limpios, mantas o cobijas para rellenar los espacios vacíos o cubrir un poco más algunos muebles grandes.

¿Cómo se empacan muebles?

Como se mencionó anteriormente, la manera de empacar depende del tipo de mueble, sus dimensiones y la distancia que recorrerá para la mudanza.

Muebles de madera:

Para el empaquetado de muebles de madera necesitarás envolverlo preferiblemente con plástico burbuja para mayor protección, luego colocar esquineros o tiras de cartón de acuerdo con la medida del mueble, esto protegerá las orillas y esquinas. Debes fijar las tiras de cartón y la burbuja con cinta de embalaje, y por último se recomienda darle dos o tres vueltas a toda la pieza con papel stretch para asegurar mejor la carga.

En el caso de escritorios, armarios y bibliotecas, los cuales suelen tener cajones, es necesario sacarlos y sellarlos para que no se abran durante la mudanza. Puedes envolver estos muebles con los materiales de embalaje mencionados o incluso cubrirlos con una manta previo al proceso señalado anteriormente, ya que son piezas que se pueden rayar fácilmente.

Muebles tubulares:

Lo complicado de embalar este tipo de muebles es que tienen partes que no son sencillas de proteger.

Los lugares de difícil acceso o los tubos los puedes envolver con papel stretch o cortando tiras de cartón que puede ser single face. Lo importante es proteger estos tubos para luego asegurar con cinta adhesiva y envolver la cubierta con foam o papel burbuja.

Por último resguarda las orillas con cartón y finaliza con dos vueltas de papel stretch para asegurar el empaque.

Muebles armables:

Lo principal es juntar todas las piezas y tornillos del mueble. Las piezas pequeñas colócalas en una bolsa, preferiblemente etiquetada, y pégalos en una pieza grande para que no se pierdan. Todas las partes las debes recubrir de foam o plástico burbuja y luego puedes empaquetarlas en una caja adecuada.

Cubre los espacios vacíos con papel burbuja, también puedes utilizar papel periódico o telas para esto, y finalmente sella la caja con cinta adhesiva.

Sofás y sillas:

Además del proceso como se ha descrito anteriormente, protegiendo las esquinas y cubriendo el mueble, para los sofás y sillas debes tomar en cuenta envolver las patas de taburetes y sillas con cartón y plástico burbuja. Considera que si tienen ruedas en la parte inferior tendrás que retirarlas para prevenir averías.

Si tienes algún mueble que requiera protección extra, bien sea porque es un mueble fino y costoso, o solo porque es muy grande y pesado, hará falta un empaque más resistente. Para embalar estos muebles lo ideal es utilizar una cubierta de foam grueso (1/4” o 1/8”) para evitar cualquier daño a la superficie del mueble, sobre esto colocar tiras de cartón en las esquinas pegadas con cinta adhesiva protegiendo los filos, y finalmente sellar con dos o tres vueltas de papel stretch para asegurar el empaque correcto.

Ahora que todos los muebles han sido correctamente embalados y las indicaciones están señaladas, solo queda llamar a los profesionales de la mudanza y cargar el camión hacia  el nuevo destino.

Asegúrate de contar con la mejor ayuda para el movimiento de muebles pesados y delicados. Y no olvides etiquetar cada caja y bolsa para que el momento de desempacar no se convierta en un caos.

En Deposeguro contamos con depósitos desde 1 m2 hasta 50 m2 para que guardes tus muebles y los mantengas en el mejor estado posible. ¡Contáctanos!  

Depósitos de 1 mt hasta 50 mt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Empresa Especializada en Depósitos en Lima | DepoSeguro